Los Pueblos del Sur: un paraíso para el ciclismo de montaña

Los Pueblos del Sur destacan por ser un lugar privilegiado para la práctica del ciclismo de montaña. Sus caminos de tierra, sus paisajes imponentes, sus pueblos típicos, su tranquilidad y su gente acogedora hacen de esta región del Estado Mérida (Venezuela) un lugar especialmente atractivo para los amantes de este deporte.

La cooperativa Mucusur, operadora de turismo de base comunitaria de los Pueblos del Sur, organizó un recorrido en ciclismo de montaña para un grupo de 11 personas durante Semana Santa. Travesía de 7 días donde demostraron amplia capacidad para ofrecer un servicio turístico completo para los ciclistas venidos de Caracas, incluyendo transporte, alojamiento, alimentación, además de la logística especial que requiere un recorrido de este tipo. Mucusur coordinó todos los servicios, tomando en cuenta los tiempos de traslado de acuerdo a la capacidad de cada ciclista, algunos yendo más rápido y otros más lento.

“Todas las actividades previstas se llevaron a cabo sin contratiempos mayores, gracias al trabajo en conjunto de los integrantes de la cooperativa”, señaló Ramón Molina, uno de los operadores turísticos de Mucusur, agregando que los beneficios generados también se distribuyeron entre los numerosos proveedores de servicios.

Lugares recorridos

El mismo día de su llegada a El Vigía, los ciclistas fueron trasladados a Pueblo Nuevo, desde donde pedalearon hasta el pueblo de Chacantá, cruzando un páramo de gran belleza. El segundo día tomaron el antiguo camino de Chacantá a Canaguá, donde se alojaron en la Mucuposada Las Hortensias de La Coromoto. El tercer día tomaron el camino de tierra pasando por los sectores La Tendida y El Carrizal para llegar a Mucuchachi y Mucutuy. Al día siguiente cruzaron el Parque Nacional Tapo Caparo y su selva nublada hasta Aricagua. El quinto día, subieron en carro hasta el sector El Portachuelo y siguieron en bicicleta hasta Acequias, vía la aldea San Pedro. Al penúltimo día pasaron nuevamente un páramo entre Acequias y San José, donde pernoctaron en la Mucuposada Mochabá. El último día fue un descenso hasta Las González por la carretera vieja y sus paisajes espectaculares.

Es tan sólo un ejemplo de ruta posible en este paraíso para ciclistas de montaña que son los Pueblos del Sur. La cooperativa Mucusur puede preparar otras rutas de manera personalizada, de acuerdo al tiempo de estadía, las actividades que se quieren hacer y el número de personas.

Toda la información: destinopueblosdelsur@gmail.com, @pueblosdelsur, f/Destino Pueblos del Sur.

Anuncios

Los Pueblos del Sur en el I Congreso Nacional de Geoturismo

Desde el viernes 27 al sábado 29 del mayo del 2010, tuvo lugar en la ciudad de Mérida el I Congreso Nacional de Geoturismo organizado por la Fundación Geoparques de Venezuela. Contó con la presencia de 370 participantes, 20 trabajos presentados, 20 universidades, 18 organizaciones y 4 mesas de trabajo.

La temática del evento fue “Paisaje: Recurso Turístico para el Desarrollo Sostenible”. La Fundación Programa Andes Tropicales consideró propicia la oportunidad para presentar, ante ese auditorio, el elevado potencial paisajístico de los Pueblos del Sur. El jueves 28 de mayo presentamos la ponencia “Paisaje, materia prima del turismo. Caso de estudio: Pueblos del Sur del estado Mérida“.

La ponencia estuvo divida en dos partes: L a primera fue una introducción al tema paisajístico en materia de turismo, qué es el paisaje, cuáles son sus elementos básicos, por qué es considerado un recurso turístico y cómo, dependiendo del tipo de turismo que se conciba para un lugar, se puede transformar negativamente el paisaje o conservarlo y restaurarlo. En la segunda parte nos concentramos en mostrar los valores ecológicos, hidrográficos y turísticos de los Pueblos del Sur y su gran belleza y variedad paisajística.

A pesar de que a lo largo de todos los Pueblos del Sur, pueden admirarse paisajes de gran calidad, hemos seleccionado siguiendo los criterios de: amplitud de vista, dominio por extensión, armonía estética, dominio por contraste y grado de naturalidad, tres zonas con paisajes excepcionales:

Zona A. Cauce del Río Nuestra Señora: zona xerofítica, con precipitaciones entre 400-500 mm anuales; vegetación dominante: arbustal espinoso con un alto porcentaje de suelo descubierto. Geología dominante: Asociación Tostós del Paleozoico. Características paisajísticas relevantes: Contraste de colores, profundidad, pendientes pronunciada, valle estrecho del río en forma de cañón.

Zona B. Valle del Río Canaguá (desde Canaguá a Mucuchachí): Sabana andina con parches de selva semicaducifolia; Geología: Asociación Mucuchachí del Paleozoico, Formación La Quinta  del Mezóico y Complejo Iglesia del Precámbrico; Características paisajísticas relevantes: Amplitud de vista, contraste de formas y colores, cauce del Río Canaguá, alto valor de naturalidad.

Zona C. Sabana Andina- Cuenca del Río Negro: Sabana Andina. Formación Río Negro y Formación La Quinta del Mezóico; Características paisajísticas relevantes: Amplitud de vista, accidentes geográficos (mesetas imponentes), alto grado de naturalidad.

Hicimos un pequeño ejercicio participativo con los presentes en el auditorio (148 personas), mostramos fotos de cada uno de los tres lugares seleccionados y les pedimos que seleccionaran con un X, en un pequeño papel distribuido, aquel que les causó más emociones y disfrute. Los resultados fueron los siguientes:

Zona A: 31%; Zona B: 11%; Zona C: 58%

Este ejercicio fue más algo práctico y de interacción con los participantes, que una evaluación para jerarquizar estos lugares, ya que esto sólo podría hacerse in situ y no a través de fotos como lo hicimos. Para ello les invitamos a que conozcan los Pueblos del Sur y nos den ustedes mismos sus apreciaciones.

A continuación, he aquí la presentación que preparó la geógrafo Alejandra Sampson, de la Fundación Programa Andes Tropicales, en el marco del I Congreso Nacional de Geoturismo :

Las primeras rutas turísticas se ofrecen a modo de prueba

El valle de El MolinoDesde ya se ofrecen las primeras rutas turísticas en los Pueblos del Sur. Se trata de paquetes de prueba comercializados en forma de try-out. Es decir que no son productos terminados, sino productos en vía de elaboración, que se mejorarán en función de los resultados obtenidos en los primeros recorridos.

Esta modalidad permite a los técnicos de la Fundación:

  • evaluar la factibilidad y calidad de los circuitos elaborados (tiempos, duración, servicios)
  • capacitar los distintos proveedores de servicios (alojamiento, alimentación, guia) en situaciones reales de recibimiento de turistas

En la laja de ChacantáConcretamente, a partir del 15 de enero, los turistas interesados en participar en esta fase inicial viajarán con técnicos de la Fundación y recibirán servicios de proveedores comunitarios en fase de capacitación. Al finalizar el viaje, se les pedirá evaluar su experiencia, lo que permitirá al PAT mejorar la calidad del producto final, tanto a nivel de recorrido como a nivel de servicios.

Se ofrecen tarifas promocionales particularmente interesantes para estas primeras rutas, las cuales se dirigen preferentemente a grupos de 4 a 6 personas.

Primeras rutas

Las primeras rutas que se comercializan bajo esta formula son las siguientes:

  • Travesía San José-Acequias: una caminata clásica en el páramo de Acequias y una visita de las ruinas de Mucuño, antiguo pueblo de doctrina único en Venezuela (3 días/2 noches para senderistas)
  • Trochas del Sur en 4X4: emociones en 4X4 para descubrir los sitios más escondidos de los Pueblos del Sur (3 días/2 noches para amantes de paisajes y naturaleza)
  • Pedaleando por las aldeas de San José: recorriendo aldeas remotas en bicicleta de montaña. Tres rutas con distinto grado de dificultad (2 días/1 noche para ciclistas de montaña)
  • Aldeas artesanales y agroecológicas de Chacantá: descubre las aldeas de Chacantá, desde la aldea agroecológica Mucuranda hasta la aldea artesanal Los Rastrojos. Un encuentro con el mundo rural más auténtico (3 días/2 noches para personas interesadas en descubrir la cultura rural)

Si está interesado en uno o varios de estos paquetes, envíenos un mensaje precisando las fechas deseadas y el número de participantes. Las primeras salidas tendrán lugar a partir del 15 de enero de 2010.

Río Canaguá en El Baho

Una ruta de artesanos en El Molino

El Molino

El Molino

A lo largo de todos los Pueblos del Sur hemos encontrado gran cantidad de artesanos y artistas, personas que han sido dotadas con increíbles habilidades para crear bellas y útiles cosas. En el transcurso del proyecto hemos recopilado información de cada uno de ellos, documentado sus obras, sus maneras, sus orígenes. Sin duda alguna el factor “arte y tradición” en estos pueblos, es uno de sus más fuertes valores.

El Molino es un pueblo prolífico de artesanos. En el siguiente mapa podemos observar señalados con estrellas los artesanos que hasta los momentos hemos contactado. Además se está diseñando un circuito por el sector La Rosalera (línea resaltada) que permite conocer el trabajo de algunos de estos hacedores de sueños. Éste circuito es una muestra de lo que se espera construir en cada una de las parroquias.

Artesanos_El Molino

Casa de Julio Durán
Casa de Julio Durán

A unos 500 m antes de llegar a El Molino, viniendo desde Mérida, encontramos al Sr. Orlando Ramírez, hombre conversador que trabaja hábilmente las hojas del plátano y el junco para producir cestas utilitarias, su trabajo es muy apreciado entre paisanos y ha participado con éxito en ferias artesanales de Mérida. En el pueblo, a unos pocos metros de la plaza Bolívar, tiene su casa-taller Julio Durán, oriundo de la zona aunque con aires de extranjero. Su hermosa casa, diseñada y construida por él mismo, es muestra de su creatividad. Trabaja principalmente la madera, elaborando finas piezas decorativas y utilitarias.

María Gómez

María Gómez

Saliendo de El Molino hemos diseñado un circuito que une El Filo y La Rosalera y que permite retornar al pueblo visitando varios artesanos. En este paseo encontramos a Enrique y Richard, quienes trabajan la madera. El primero realiza variados trabajos en carpintería y también pequeños recuerdos para turistas; Richard por su parte, montañista y baquiano de la zona, construye piezas utilitarias y marcos para cuadros.

Marquelis Malavé

Marquelis Malavé

Adentrándonos un poco más, llegamos a la casa de Marquelis Malavé, de profesión artista aunque conduce la prefectura del pueblo, luchador social que realiza sus trabajos multifacéticos con base en desechos sólidos. En el camino le sigue María Gómez quien hace cestas de bejuco de diferentes tamaños, utilitarias y para recuerdos.

Centro de conservación documental

Centro de conservación documental

En la misma Rosalera se encuentra el “Centro de Conservación Documental Pueblos del Sur”, lugar en donde, desde 1995, se conservan y exponen muestras de fotografía, períodicos y libros de la zona. También hay piezas de trabajos artesanales y una videoteca con documentales sobre tradiciones y costumbres de los Pueblos del Sur. Una parada obligatoria para conocer sobre la historia de estos pueblos.

Esta ruta en El Molino es solamente una muestra de las muchas que estamos diseñando en los Pueblos del Sur. Además, dentro del proyecto general se busca crear una gran “Ruta de Artesanos de los Pueblos del Sur”, que permitirá en varios días conocer a exponentes de la cultura local de cada parroquia. A través de ellos y sus obras se podrán descubrir y poner en valor las tradiciones y cultura de los Pueblos del Sur.

Descubriendo Mucuquí

Camino a Mucuquí

Camino a Mucuquí

Durante el mes de febrero y siguiendo con la fase de exploración de los Pueblos del Sur, el equipo del PAT se adentró en una zona geográficamente muy relevante. Se trata del valle de la quebrada la Vizcaína y de su comunidad principal, Mucuquí. Si queremos hallar un punto medio entre las comunidades de Pueblo Nuevo, San José, Mucutuy, Mucuchachí y Chacantá, el resultado de nuestra búsqueda será el páramo de Mucuquí. Se localiza justo en el límite de las parroquias de Pueblo Nuevo, Chacantá y Mucutuy, en la divisoria de las cuencas del Chama y del Caparo que son parte de las macrocuencas del Lago de Maracaibo y del Orinoco, respectivamente (ver mapa abajo).

A unos 2,3 km al sur de Pueblo Nuevo se encuentra el desvío que nos conduce a través del valle de la quebrada la Vizcaína, el cual está dominado por un bosque seco donde ocasionalmente se ven cactáceas columnares y pequeños cultivos. La carretera es de tierra estabilizada, apta sólo para vehículos 4×4 hasta la comunidad de Mucuquí y el recorrido implica 19 km, que dada las condiciones de la carretera y la paradas obligatorias para apreciar el paisaje, pueden llevar hasta 2 horas.

Páramo de Mucuquí

Páramo de Mucuquí

Para regresar a Mérida se puede retornar hacia Pueblo Nuevo o seguir ascendiendo hasta el páramo, atravesarlo y descender por la cuenca de la quebrada que conduce a Mijará, en la parroquia Mucutuy del Municipio Arzobispo Chacón. Desde Mucuquí hasta el filo del Páramo hay 8,8 km de carretera de tierra compuesta por lajas muy fragmentadas. A través de éste páramo se puede acceder a la laguna La Saraviada y al Pozo Negro, ambos muy famosos por sus míticas leyendas. El ascenso es contínuo y el páramo tiene la misma configuración que el de San José, no muy húmedo, con pajonales en macolla y frailejones que lo dominan todo. Al conquistar la cima y comenzar a descender el paisaje cambia, la cuenca es mucho más húmeda, la selva nublada se mezcla con el páramo y la carretera se vuelve más difícil debido a las cárcavas producidas por el exceso de humedad.

Mucuquí

Iglesia de Mucuquí

Iglesia de Mucuquí

Al llegar a Mucuquí se tiene la impresión de retroceder en el tiempo (sensación que se experimenta con frecuencia en los Pueblos del Sur), son muestra de ello sus antiquísimas casas, la pasividad plena y su pequeña iglesia adornada con 5 picos y 7 estrellas, que llevan a imaginar la conmemoración de los cinco picos nevados y las siete provincias independizadas por el Libertador.

Mucuquí es una comunidad de aproximadamente 10 casas, con una población que no supera las 50 personas. Es sede de una pequeña escuela para los niños del sector, que incluye no sólo a Mucuquí sino a seis comunidades más, entre ellas El Cacique, la Ovejera, El Paramito, La Honda y Los Mucuyes.

Nuestra llegada a Mucuquí coincidió con el receso de los niños de la escuela, que nos permitió compartir con dos maestras y disfrutar de un espontáneo juego de futbol, donde sólo había una arquería, no habían arqueros y los equipos eran dispares, la idea sin duda era divertirse. Al terminar el receso, el pueblo quedó otra vez en silencio como, según las maestras, permanece la mayor parte de tiempo.

Potencial turístico concentrado

Mucuquí

Mucuquí

El recorrido Pueblo Nuevo del Sur – Mucuquí – Mijará tiene un alto potencial desde el punto de vista turístico, geográficamente integra dos municipios y dos macrocuencas, así como cinco de las principales comunidades incluidas en el proyecto. Ecológicamente permite observar la configuración del paisaje de una vertiente seca y de una vertiente húmeda; en los casi 50 km que dura el recorrido se puede observar una importante variedad de unidades ecológicas, que van desde el arbustal xerofítico hasta la selva nublada, pasando por bosques secos y páramos.

El próximo paso en ésta zona será su valoración como ruta de bicicleta.
PuebloNuevo - Mucuqui - Mijará

Los capítulos de la cooperativa se están conformando

Una calle de Mucuchachí

Una calle de Mucuchachí

Ya son cinco los capítulos de la cooperativa que se constituyeron formalmente. El primero fue el de Mucuchachí, el cual, a raíz de la reunión de líderes comunitarios en El Molino, ya se formó en el mes de diciembre pasado. Esta parroquia dio el ejemplo para que los demás capítulos le sigan rápidamente los pasos.

Se crearon entonces sucesivamente los capítulos de Mucutuy, Chacantá, El Molino y San José. A la fecha, solamente estamos esperando noticias de Acequias para completar la lista de las parroquias donde trabajamos en esta primera fase. En efecto, en Canaguá no está previsto por el momento la constitución de un capítulo formal, debido a que en esta parroquia capital, ya bastante urbanizada, concentraremos nuestra acción en la comunidad de La Coromoto.

Es de destacar que los distintos capítulos se formaron sin la presencia directa de la fundación Programa Andes Tropicales (PAT). Son los líderes locales que habíamos reunido y orientado en tres reuniones previas quienes han invitado miembros de su comunidad a conformar dichos capítulos. Para nosotros es un logro importante: ya varios líderes han tomado las riendas del proyecto en sus comunidades respectivas; ya miembros de las comunidades aceptaron el proyecto como suyo y no como siendo del PAT. Esta marca de autonomía y apropiación es un excelente presagio para los futuros pasos.

En el Páramo de San José

En el Páramo de San José

Mucho entusiasmo

Sentimos mucho entusiasmo en los capítulos. Ahora nos toca no decepcionar las personas que pusieron confianza en nosotros para llevar a cabo este proyecto de turismo de base comunitaria que deberá dar un impulso a toda la región.

Estamos afinando la estrategia para las próximas etapas: inicio de la capacitación; estudio y evaluación de los microproyectos familiares y personales que formarán parte de la red; y continuación de la exploración geográfica de la región con el fin de ubicar los atractivos más resaltantes.

Sin embargo, el trabajo esencial consiste ahora en diseñar productos turísticos que respondan a una demanda real, sobre la base de los numerosos datos acumulados hasta la fecha, por una parte, y tomando en cuenta los recursos humanos encontrados en las comunidades, por otra.

Más allá, nos toca diseñar lo que será el nuevo destino turístico “Pueblos del Sur”, para luego presentarlo a las comunidades y discutirlo en conjunto.  Para luego, con los miembros de la cooperativa y las comunidades en general, ejecutarlo y ponerlo en marcha. Un proceso largo durante el cual debemos procurar que la gente no se desaliente y mantenga el entusiasmo respecto del proyecto.

Extensión del proyecto a la cuenca media del río Caparo

El embalse del Caparo

El embalse del Caparo

Desde el mes de octubre de este año la Fundación Programa Andes Tropicales (PAT) extendió sus proyectos de desarrollo de turismo de base comunitaria hasta la cuenca media del río Caparo, en el municipio Padre Noguera, el cual forma parte de los Pueblos del Sur del estado Mérida. Como parte del convenio firmado con la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) se inició la primera fase de levantamiento cartográfico y sensibilización comunitaria, en una zona estratégica para la producción hidroeléctrica y relevante por su biodiversidad en el occidente del país.

Manejo integral de cuencas

Hay un mandato de Presidencia de la República para dar alternativas de desarrollo sustentable a espacios intervenidos por las empresas eléctricas. Específicamente en el caso de Uribante-Caparo, pues con la construcción del sistema hidroeléctrico –que comenzó hace más de 25 años- se ejerció una fuerte intervención en los Pueblos del Sur, especialmente en el Municipio Padre Noguera, donde una parte considerable del territorio quedó bajo agua. Para 2009, cuando se estima el final del proyecto, podría quedar impactado por falta de fuentes de trabajo” explicó Jesús Zambrano, representante de Corpoelec, dedicado a la creación del Centro de Educación y Formación Integral Socio Ambiental (CEFISA) en Santa María de Caparo.

El gabarrero

El gabarrero

El CEFISA propone, como una visión integral de manejo de cuencas, crear alternativas de actividades productivas sostenibles. Entre ellas surge el turismo por la potencialidad de recursos escénicos de los embalses y de las áreas boscosas aledañas. Con este nuevo convenio, el Programa Andes Tropicales amplia su trabajo en los Pueblos del Sur del Estado Mérida, el cual empezó a principios del año 2008 y tiene como objetivo la creación de redes de turismo de base comunitaria en esta importante región andina. Este proyecto cuenta además con el cofinanciamiento de la Unión Europea.

La calidad del agua es un indicador de la calidad de vida de los habitantes de las cuencas. No es sólo energía transformada en alumbrado, sino energía transformada en calidad de vida, tanto aguas abajo, después de la generación, como calidad de vida aguas arriba en los espacios donde se vive”, comenta Zambrano, quien agrega que Corpoelec, como parte del manejo integral de cuencas, contará con la experiencia de la Fundación Programa Andes Tropicales en proyectos de turismo de base comunitaria, tomando en cuenta los logros importantes que obtuvieron hace 6 años en la Cuenca del Caroní, con la incorporación de comunidades pemón, en trabajo conjunto PAT y Edelca.

Metodología PAT

La participación inicial del PAT se centrará específicamente en las cuencas media y alta del río Caparo, en un área que abarca parte de los estados Mérida, Táchira y Barinas, en las proximidades del Parque Nacional Tapo Caparo, el segundo más grande de la región andina venezolana. Una zona con atractivos potenciales para el turismo, que podría recibir visitantes tanto por la zona baja con acceso desde las ciudades de Barinas y San Cristóbal, como por su zona alta, desde la ciudad de Mérida.

Nos encontramos recopilando información básica y cartográfica para el diseño de un Sistema de Información Geográfica de la cuenca. Las salidas de campo no sólo nos han permitido el conocimiento del territorio, sino la actualización de datos, con ayuda de GPS e imagenería satelital, sobre vialidad, centros poblados y toponimia, explica Alejandra Sampson, gerente del departamento de geografía aplicada del PAT. “En esta fase inicial del proyecto trabajamos a escala 1:100.000, que permite tener una visión general de la cuenca, muy útil para establecer estrategias de planificación.

La cuenca del rio Caparo y los parques nacionales

La cuenca del río Caparo y los parques nacionales

Siguiendo la metodología demostrada en otros destinos turísticos del país -durante más de diez años- el PAT generará una base cartográfica de la región, que será complementada con detección de zonas potenciales turísticas, con acciones de sensibilización para las comunidades locales orientadas al desarrollo sostenible y al turismo de base comunitaria. Como parte de esta fase inicial de tres meses de duración, se identificarán además posibles liderazgos comunales para la futura formación de cooperativas, que se convertirán en proveedores directos de servicios turísticos.

En el marco del la creación del CEFISA hemos participado en reuniones con entes como el Instituto Nacional de Parques (Inparques), el Instituto Universitario Tecnológico de Ejido, la compañía eléctrica Desurca-Cadafe y el Ciesam, una ONG dedicada a la promoción de cultivos de chachafruto (Erythrina eludis)”, comenta Jean-Luc Crucifix, gerente de proyectos del PAT. “Es el inicio de un macroproyecto que busca soluciones de sostenibilidad para las cuencas del Uribante y del Caparo y tiene como objetivo ofrecer alternativas productivas como la siembra de peces, la reforestación con chachafruto y el turismo de base comunitaria, como compensación a las poblaciones afectadas directa e indirectamente y como medios de protección de las cuencas altas.