Ya está actualizada la vialidad de los Pueblos del Sur en OpenStreetMap

El mapa de los Pueblos del Sur en OpenStreetMap al 10-06-2011

El mapa de los Pueblos del Sur en OpenStreetMap al 10-06-2011

Ya está actualizada la vialidad en el mapa colaborativo de los Pueblos del Sur que se hace en OpenStreetMap. Vean aquí el primer resultado de este trabajo que se hace en equipo (se recomienda hacer un zoom para ver todos los detalles).

OpenStreetMap es un sistema abierto que permite crear mapas en línea de manera colaborativa y se puede comparar a una especie de Wikipedia para cartografía. Varios miembros de nuestro equipo recibieron una primera capacitación que les permite hacer aportes al mapa de Venezuela, y en especial a la región de los Pueblos del Sur.

La mayoría de los datos ya integrados en los Pueblos del Sur provienen de los tracks GPS recogidos durante nuestras salidas de campo desde el principio del proyecto. poco a poco se añadirán otros elementos:

  • puntos de interés turísticos
  • servicios (en particular aquellos ofrecidos por la red de turismo de base comunitaria manejada por Mucusur
  • curvas de nivel
  • cobertura vegetal
  • rutas turísticas

De esta manera se contará dentro de poco con una cartografía digital del destino Pueblos del Sur, la cual podrá ser consultada en sitios web, blogs y hasta en teléfonos celulares dotados de GPS.

Al hacer la cartografía de los Pueblos del Sur ampliamente accesible tanto para preparar una visita a la región como para recorrer rutas sureñas, se tecnifica el destino Pueblos del Sur, siguiendo así las tendencias del mercado internacional del turismo.

Anuncios

Charla sobre OpenStreetMap

Logo OpenStreetMapEl próximo viernes 20 de mayo, se organiza una charla sobre el sistema de edición de mapa OpenStreetMap.org. El facilitador será Hernán Ramírez, ingeniero de software, pro Software Libre, colaborador en OpenStreetMap-Venezuela.

OpenStreetMap (OSM) es una especie de Wikipedia para mapas, un sistema colaborativo en línea que permite a los usuarios elaborar y completar mapas. En Venezuela se constituyó una comunidad de usuarios que se dedica a mejorar el mapa del país.

Se utilizará OpenStreetMap en el marco de nuestro proyecto para diseñar un mapa turístico e interactivo de los Pueblos del Sur, el cual será de libre acceso en Internet y podrá integrarse fácilmente a sitios web y redes sociales.

Estás invitado a participar en la charla introductoria cuyo contenido será el siguiente:

  • Características del mapa OSM
  • Edición en línea con Polish 2
  • Edición con JOSM e imágenes satelitales
  • Captura de trazas GPS para subirlas en OSM

Fecha: 20/05/2011

Lugar: Escuela de Geografía, Salón Aeropuerto

Hora: 4:00pm

La entrada es libre y no se necesita experiencia previa.


Caminata hacia la laguna El Gualí en Mucuchachí

Las opciones de atractivos y rutas en Mucuchachí parecen no agotarse. Esta vez nos dirigimos en dirección sureste hacia la aldea Otopún en busca de la emblemática Laguna El Gualí, que junto a dos otras lagunas surten de agua a gran cantidad de fincas agropecuarias de la zona.

Travesía Laguna El Gualí - la Vega

Perfil altitudinal del recorrido

Saliendo de Mucuchachí se recorren 2,3 km en dirección Sur vía Caparo, luego se toma un desvío por carretera de tierra por 2,4 km más, hasta la pequeña comunidad de Otopún. El puente que atraviesa la quebrada Otopún nos indica el inicio de nuestro sendero. Las aguas de esta quebrada son cristalinas y su sonido compite con los producidos por los monos araguatos, que aunque no se ven se escuchan muy cerca.

Bosque de Otopún

El bosque de Otopún

A 600 metros de haber comenzado nuestra travesía nos encontramos una hacienda con una gran casona que en años atrás fue importante por la molienda de caña de azúcar. El bagazo de este proceso era tan abundante que no sólo servía para las pailas de la panela sino para un enorme horno de dos chimeneas en donde se fabricaban tejas. El habitante de la hacienda asegura que en una época se enviaban desde ahí tejas para Mérida y otras haciendas de los Pueblos del Sur.

Ecosistemas variados

El recorrido es en ascenso y los ecosistemas que se atraviesan son variados: parches de selva nublada, cafetales de sombra y pastizales usados para la cría de ganado. En el recorrido se puede tomar un desvío hacia la finca del Sr. Isilio en donde se produce queso de cabra, muy reconocido en la zona.

La finca del Sr. Isilio

La finca del Sr. Isilio

Las aves son otro atractivo de este recorrido. A pesar de la existencia de numerosas fincas productoras, aún persisten importantes parches de bosque en donde hacen vida gran cantidad de aves y monos araguatos. Se pueden además consumir las dulces frutas del mortiño, planta silvestre muy similar a la uva que es codiciada por los monos de la zona.

Seguimos el ascenso, entre cruce de quebradas, portones y bosques hasta un alto en donde se divisa la Laguna El Gualí. Desde aquí se observa cubierta de plantas acuáticas. Comenzamos el pequeño descenso hasta ella para descubrir sus aguas oscuras y su tamaño, no muy grande. Se encuentra a 1840 m.s.n.m. rodeada de helechos y arbustos, la neblina la cubre con frecuencia llenándola del misterio que siempre acompaña a las lagunas de nuestros Andes.

Tierras fértiles

La laguna El Gualí

La laguna El Gualí

Seguimos el recorrido, ya que nuestra meta es hacer un circuito para no regresar por el mismo camino hasta Mucuchachí. El descenso se hace bordeando el filo El Gualí a través de numerosas fincas ahora ganaderas pero en donde antes se cultivaban maíz, apio, caraota y café, desde donde saludan los perros y se ve a lo lejos el humo saliendo de las cocinas. El camino pasa a escasos metros de la Finca Los Alarcones dedicada a la cría de ganado y de cerdos en donde también se hacen quesos ahumados.

Seguimos el camino buscando el filo El Gualí. Son tierras fértiles están atravesadas por quebradas, ríos y riachuelos, por algunas paredes rocosas corre también el agua en pequeños hilos. A nuestro paso se abre un gran potrero en donde florecen un conjunto de rocas de gran tamaño y formas, destacando una plana de grandes dimensiones usada como saladero para el ganado.

Vista de 360 grados

Una vez en el filo El Gualí, el cual sirve de mirador con una vista de 360 grados, se pueden observar los caseríos de Santa Inés, Santa Rosa, Santa Lucía, Agua verde, Las Lagunitas, La Vega y hasta Mucuchachí. En este lugar la amplitud de la vista es hermosa.

Comienza un fuerte descenso hasta La Vega, pequeño caserío que se encuentra en la carretera que conduce hasta Mucuchachí. Desde ahí son 9,3 km hasta el pueblo que deben hacerse en carro.

La laguna El Gualí desde el alto

La laguna El Gualí vista desde el alto

En Mucuchachí: caminata hacia el Obelisco

Uno de los iconos más relevantes de Mucuchachí es el Obelisco. Un monumento de aproximadamente 5 metros de altura que conmemora la única batalla de la guerra de Independencia que tuvo lugar en los Pueblos del Sur. Esta batalla se llevo acabo el 30 de enero de 1813 y lleva por nombre la Batalla de Ataque.

Puente sobre el Río Mucuchachí

Ir al lugar donde se llevo a cabo la Batalla del Ataque implica caminar unos 2,4 km en ascenso y en sentido oeste, por el valle de la quebrada Las Niguas. Se atraviesa el río Mucuchachí por el puente principal o para los más arriesgados por un curioso puente colgante. Un vez ahí se comienza a ascender por unos 360 metros más a través de parches de bosque hasta llegar al Mirador. En este lugar se exhibe la cruz de la misión del pueblo y es un perfecto lugar para tener una panorámica perfecta de todo del pueblo.

Mucuchachí desde el mirador

Seguidamente se sigue en ascenso por 225 metros más hasta llegar a otro puente que nos permite atravesar la quebrada Las Niguas y nos pone en camino hacia el Obelisco. Este camino era la antigua vía que comunicaba a Mucuchachí con Canaguá. Se sigue ascendiendo entre parches de vegetación y potreros por casi 2 kilometros hasta el Obelisco, siempre teniendo en la espalda a Mucuchachí.

El monumento erigido en el lugar de la batalla

A lo lejos se comienza a divisar un monumento, en forma de torre y de color blanco. Una vez ahí se puede conversar con los vecinos del Obelisco, quienes pueden explicarle la táctica empleada en aquella recordada batalla.

El paseo dura aproximadamente una hora y media, se puede dedicar medio día a esta recorrido para conocer un poco más sobre la historia de estos pueblos y apreciar sus siempre hermosos paisajes.

Camino al Obelisco. Monumento a la Batalla del Ataque

Perfil altitudinal del camino al Obelisco

Quiú, aldea de Mucuchachí

Motivados por el nombre particular de la aldea Quiú y su cercanía con Mucuchachí, el sábado 17 de abril del 2010, el equipo de geografía y cartografía del PAT, decidió conocerla. El recorrido estuvo guiado por el joven José Ilario Sosa y significó 8,4 kilometros de intensa caminata.

Aldea Quiú

Recorrido Por Quiú

Perfil del recorrido por Quiú

Perfil del recorrido por Quiú

Desde Mucuchachí y tomando la carretera que va hacia Mucutuy se recorre aproximadamente un kilómetro hasta la entrada que va a la manga de coleo, una gran mata de mango señala el desvío. Desde la carretera principal se avanza por una carretera de tierra apta para vehículos 4 x 4 por 500 metros más, hasta el inicio del sendero que conduce hacia el puente de piedra y hacia las comundades de Quiú y Agua Blanca.

El puente de piedra

Puente de Piedra

El primero objetivo fue el puente de piedra, el cual sin duda es uno de los iconos naturales más importantes de la parroquia. Se trata de una curiosa y gran roca que serviría de presa natural del Río Mucutuy, si no fuera por una pequeña fisura en la mitad por donde pasa forsozamente este río. Su estructura y disposición son difíciles de explicar por lo que llena de dudas a locales y visitantes, quienes tratan de develar de muchas maneras y a través de cuentos, el origen de dicho fenómeno.

Llegar al puente de piedra implica caminar 2 kilómetros de muy poca pendiente bordeando el río Mucutuy dentro de una selva semicaducifolia. Los primeros pasos por este camino nos permiten apreciar la belleza del paisaje y contemplar la unión de los ríos Mucutuy y Canaguá, quienes forman el río Mucuchachí. El encuentro de estos ríos se hace bajo la presencia de una gran roca con forma de rostro que pareciera vigilar constantemente esta fusión.

Vista panorámica. Río Mucutuy

Una vez en el puente de piedra comienza el ascenso hacia Quiú, son 1,7 km hasta la primera casa. El ascenso es contínuo a través de pastizales y las pausas son necesarias tanto para descansar como para admirar el paisaje que se abre ante nuestros ojos: el cauce del río Mucutuy con la selva que lo rodea y la Loma de la Ensillada.

La aldea

La primera casa pertenece a la familia Rojas Peña, típica casa andina con paredes de bahareque, plantaciones de café, maíz y cambures y una gran variedad de flores que sirven de decoración. A partir de aquí el ambiente cambia, se termina la vista panorámica que veníamos contemplando y sigue el ascenso, pero esta vez atravesando parches de selva que se mezclan con el paisaje productivo de la zona. Las casas son muy pocas y distantes unas de otras.

San Isidro Labrador

En el ascenso sólo nos percatamos de dos casas más, una que miramos desde lejos y otra, la del Sr. Isidro Altuve quien nos ofreció amablemente un agua e’ panela con limón. Isidro nos habló de su plantación de café, la cual es totalmente orgánica pues para su mantenimiento no usa ningún fertilizante, abono o pesticida, sólo la limpieza hecha a mano.

Mientras reposabamos se acercaron tres hermanas quienes traían en sus manos la imágen de San Isidro Labrador. Ésta imágen pertenece a la aldea de Agua Blanca pero para la fecha pasea de casa en casa por Quiú. Esta compuesta por dos piezas, una la imagen casi borrada protegida por un vidrio y la otra, una pequeña caja para las ofrendas.

Vista panorámica del descenso. Río Canaguá

Seguimos nuestro camino hasta la cima del filo Quiú, siempre en ascenso. En este punto a 1640 m.s.n.m. se puede tener una vista de 360 grados, para apreciar los valles de los ríos Canaguá, Mucutuy y Mucuchachi, la Ensillada, la loma de la aldea Agua Blanca y el pueblo de Mucuchachí. En este filo se encuentra una cruz en donde nuestro baquiano nos informó iban a hacer peregrinaciones en semana santa la gente del pueblo.

La escuela de Quiú

A partir de ahí comenzamos el descenso, por una loma llena de pasto yaragua, hasta la escuela de la comunidad. En ella ven clases 6 niños.  “Ya la gente de por aquí no quiere hacer hartos muchachos”, nos comentó Antonio Rojas quien vive, junto a su esposa y sus dos hijos, en la última casa de Quiú, muy cerca ya del río Canaguá. También cultiva café de manera tradicional y nos ofreció almuerzo para terminar el viaje.

Puente sobre el río Canaguá

El descenso

El descenso hasta el río Canaguá está dominado por afloraciones rocosas, de las cuales luchan por salir árboles y flores. El río Canagúa en este punto de su recorrido es cruzado por un puente de metal con buenas bases pero tambaleante. Ahí hay una playa en donde se podría descansar y tomar un baño si el río no está crecido. Luego un corto ascenso de 600 metros nos pone en la carretera principal vía a Mucuchachí, son 4 kilómetros hasta el pueblo que es mejor hacer en carro.

José Ilario Sosa

Así terminó nuestra exploración por esta aldea. Dentro del proyecto se vislumbra como una caminata que se puede planificar para un día de paseo, con almuerzo en alguna de las casas de la comunidad y con baquianos, como el jóven Ilario, deseosos de mostrar su terruño.

Una ruta de artesanos en El Molino

El Molino

El Molino

A lo largo de todos los Pueblos del Sur hemos encontrado gran cantidad de artesanos y artistas, personas que han sido dotadas con increíbles habilidades para crear bellas y útiles cosas. En el transcurso del proyecto hemos recopilado información de cada uno de ellos, documentado sus obras, sus maneras, sus orígenes. Sin duda alguna el factor “arte y tradición” en estos pueblos, es uno de sus más fuertes valores.

El Molino es un pueblo prolífico de artesanos. En el siguiente mapa podemos observar señalados con estrellas los artesanos que hasta los momentos hemos contactado. Además se está diseñando un circuito por el sector La Rosalera (línea resaltada) que permite conocer el trabajo de algunos de estos hacedores de sueños. Éste circuito es una muestra de lo que se espera construir en cada una de las parroquias.

Artesanos_El Molino

Casa de Julio Durán
Casa de Julio Durán

A unos 500 m antes de llegar a El Molino, viniendo desde Mérida, encontramos al Sr. Orlando Ramírez, hombre conversador que trabaja hábilmente las hojas del plátano y el junco para producir cestas utilitarias, su trabajo es muy apreciado entre paisanos y ha participado con éxito en ferias artesanales de Mérida. En el pueblo, a unos pocos metros de la plaza Bolívar, tiene su casa-taller Julio Durán, oriundo de la zona aunque con aires de extranjero. Su hermosa casa, diseñada y construida por él mismo, es muestra de su creatividad. Trabaja principalmente la madera, elaborando finas piezas decorativas y utilitarias.

María Gómez

María Gómez

Saliendo de El Molino hemos diseñado un circuito que une El Filo y La Rosalera y que permite retornar al pueblo visitando varios artesanos. En este paseo encontramos a Enrique y Richard, quienes trabajan la madera. El primero realiza variados trabajos en carpintería y también pequeños recuerdos para turistas; Richard por su parte, montañista y baquiano de la zona, construye piezas utilitarias y marcos para cuadros.

Marquelis Malavé

Marquelis Malavé

Adentrándonos un poco más, llegamos a la casa de Marquelis Malavé, de profesión artista aunque conduce la prefectura del pueblo, luchador social que realiza sus trabajos multifacéticos con base en desechos sólidos. En el camino le sigue María Gómez quien hace cestas de bejuco de diferentes tamaños, utilitarias y para recuerdos.

Centro de conservación documental

Centro de conservación documental

En la misma Rosalera se encuentra el “Centro de Conservación Documental Pueblos del Sur”, lugar en donde, desde 1995, se conservan y exponen muestras de fotografía, períodicos y libros de la zona. También hay piezas de trabajos artesanales y una videoteca con documentales sobre tradiciones y costumbres de los Pueblos del Sur. Una parada obligatoria para conocer sobre la historia de estos pueblos.

Esta ruta en El Molino es solamente una muestra de las muchas que estamos diseñando en los Pueblos del Sur. Además, dentro del proyecto general se busca crear una gran “Ruta de Artesanos de los Pueblos del Sur”, que permitirá en varios días conocer a exponentes de la cultura local de cada parroquia. A través de ellos y sus obras se podrán descubrir y poner en valor las tradiciones y cultura de los Pueblos del Sur.

Descubriendo Mucuquí

Camino a Mucuquí

Camino a Mucuquí

Durante el mes de febrero y siguiendo con la fase de exploración de los Pueblos del Sur, el equipo del PAT se adentró en una zona geográficamente muy relevante. Se trata del valle de la quebrada la Vizcaína y de su comunidad principal, Mucuquí. Si queremos hallar un punto medio entre las comunidades de Pueblo Nuevo, San José, Mucutuy, Mucuchachí y Chacantá, el resultado de nuestra búsqueda será el páramo de Mucuquí. Se localiza justo en el límite de las parroquias de Pueblo Nuevo, Chacantá y Mucutuy, en la divisoria de las cuencas del Chama y del Caparo que son parte de las macrocuencas del Lago de Maracaibo y del Orinoco, respectivamente (ver mapa abajo).

A unos 2,3 km al sur de Pueblo Nuevo se encuentra el desvío que nos conduce a través del valle de la quebrada la Vizcaína, el cual está dominado por un bosque seco donde ocasionalmente se ven cactáceas columnares y pequeños cultivos. La carretera es de tierra estabilizada, apta sólo para vehículos 4×4 hasta la comunidad de Mucuquí y el recorrido implica 19 km, que dada las condiciones de la carretera y la paradas obligatorias para apreciar el paisaje, pueden llevar hasta 2 horas.

Páramo de Mucuquí

Páramo de Mucuquí

Para regresar a Mérida se puede retornar hacia Pueblo Nuevo o seguir ascendiendo hasta el páramo, atravesarlo y descender por la cuenca de la quebrada que conduce a Mijará, en la parroquia Mucutuy del Municipio Arzobispo Chacón. Desde Mucuquí hasta el filo del Páramo hay 8,8 km de carretera de tierra compuesta por lajas muy fragmentadas. A través de éste páramo se puede acceder a la laguna La Saraviada y al Pozo Negro, ambos muy famosos por sus míticas leyendas. El ascenso es contínuo y el páramo tiene la misma configuración que el de San José, no muy húmedo, con pajonales en macolla y frailejones que lo dominan todo. Al conquistar la cima y comenzar a descender el paisaje cambia, la cuenca es mucho más húmeda, la selva nublada se mezcla con el páramo y la carretera se vuelve más difícil debido a las cárcavas producidas por el exceso de humedad.

Mucuquí

Iglesia de Mucuquí

Iglesia de Mucuquí

Al llegar a Mucuquí se tiene la impresión de retroceder en el tiempo (sensación que se experimenta con frecuencia en los Pueblos del Sur), son muestra de ello sus antiquísimas casas, la pasividad plena y su pequeña iglesia adornada con 5 picos y 7 estrellas, que llevan a imaginar la conmemoración de los cinco picos nevados y las siete provincias independizadas por el Libertador.

Mucuquí es una comunidad de aproximadamente 10 casas, con una población que no supera las 50 personas. Es sede de una pequeña escuela para los niños del sector, que incluye no sólo a Mucuquí sino a seis comunidades más, entre ellas El Cacique, la Ovejera, El Paramito, La Honda y Los Mucuyes.

Nuestra llegada a Mucuquí coincidió con el receso de los niños de la escuela, que nos permitió compartir con dos maestras y disfrutar de un espontáneo juego de futbol, donde sólo había una arquería, no habían arqueros y los equipos eran dispares, la idea sin duda era divertirse. Al terminar el receso, el pueblo quedó otra vez en silencio como, según las maestras, permanece la mayor parte de tiempo.

Potencial turístico concentrado

Mucuquí

Mucuquí

El recorrido Pueblo Nuevo del Sur – Mucuquí – Mijará tiene un alto potencial desde el punto de vista turístico, geográficamente integra dos municipios y dos macrocuencas, así como cinco de las principales comunidades incluidas en el proyecto. Ecológicamente permite observar la configuración del paisaje de una vertiente seca y de una vertiente húmeda; en los casi 50 km que dura el recorrido se puede observar una importante variedad de unidades ecológicas, que van desde el arbustal xerofítico hasta la selva nublada, pasando por bosques secos y páramos.

El próximo paso en ésta zona será su valoración como ruta de bicicleta.
PuebloNuevo - Mucuqui - Mijará