Baquianos de los Pueblos del Sur participan en un taller de capacitación

Del 7 al 9 de junio en el sector La Toma Alta del estado Mérida se llevó a cabo el taller para la capacitación de baquianos de los Andes Venezolanos. Se reunieron tanto nuevos baquianos como quienes ya anteriormente fueron preparados para hacer de guías en los sectores donde la Fundación Programa Andes Tropicales (PAT) desarrolla rutas turísticas de base comunitaria.

Participaron 16 baquianos de los sectores de Gavidia, El Ciénago, Carrizal, La Toma Alta y los Pueblos del Sur, permitiendo que entre los beneficiarios de los diferentes lugares donde trabaja el PAT pudieran compartir y relacionar el trabajo de turismo que hace cada uno desde sus hogares, recalcó Mercedes Meza, administradora de la Fundación.

Dictado por Jaime Bautista, baquiano y montañista de larga trayectoria, quién se apoyo en material escrito y audiovisual en la parte teórica. Principalmente se hicieron prácticas armando campamentos y carpas, cargando a las bestias y haciendo recorridos cortos como entrenamiento para saber conducir grupos de turistas. También cada uno demostró sus capacidades con competencias de agilidad para fortalecer el trabajo en equipo y la camaradería.

¿Qué es un baquiano?

Es una persona de un lugar principalmente rural con amplios conocimientos prácticos y culturales del entorno que habita, sabe donde están los atajos y conoce los cuentos de camino, tiene un sentido de orientación del espacio geográfico donde se crió y acumula las historias que lo hacen significativo. Esta figura se rescata para impulsar las actividades turísticas en los Andes venezolanos.

Más información: www.andestropicales.org

Sensibilización y capacitación de baquianos

Baquiano de los Pueblos del Sur

Pablo Contreras, baquiano de Mucutuy

Una de las piezas fundamentales en el marco del proyecto de turismo de base comunitaria que se está llevando a cabo en los Pueblos del Sur de Mérida, son los baquianos, los guías locales quienes acompañan a los visitantes y turistas en el descubrimiento y disfrute de éste maravilloso rincón de los Andes venezolanos.

Desde la conformación de los distintos capítulos en la región y luego en la fase de exploración de rutas, se han ido identificando y uniendo al grupo hombres y mujeres, ya más de 30 en todos los Pueblos del Sur, interesados en prestar servicios de baquía.

Para ellos se ha preparado un programa de sensibilización y capacitación en dos fases: una teórica y una práctica. El curso teórico se imparte en dos días y esta conformado por tres unidades de formación:

Unidad I. El baquiano, perfil y funciones
Unidad II. La interpretación y el baquiano
Unidad III. Recursos y entorno del baquiano

Los talleres

Capacitación de baquianos

El taller en Mucuchachí

El día 29 de abril comenzaron los primeros talleres de capacitación. El lugar de reunión fue en la Mucuposada Mucuchá, en Mucuchachí, en donde participaron 17 baquianos de cinco capítulos: El Molino, La Coromoto (Canaguá), Chacantá, Mucuchachí y Mucutuy. El taller fue interactivo, alimentándose y enriqueciéndose con los aportes, ideas y experiencias que ellos han tenido en cada una de sus localidades.

El segundo taller se llevo a cabo los días 20 y 21 de mayo para El Morro y Aricagua, en donde participaron 6 baquianos; luego el tercero en San José los días 9 y 10 de julio, con 4 adultos y 4 niños (futuros baquianos).

Los capítulos que faltan por la formación teórica son Pueblo Nuevo, Mesa Quintero y Acequias.

¿Qué es un baquiano?

Podríamos definir al baquiano como aquella persona conocedora de los caminos y atajos de un territorio, sus características físicas y las costumbres de su población, a la que habitualmente pertenece. Su fuente primaria de conocimiento lo constituye el diario convivir en su entorno y la transmisión de información de generación en generación.

A través de los talleres, promovemos en los baquianos la responsabilidad, el sentido de pertenencia, el buen humor y el trabajo en equipo. Los baquianos de los Pueblos del Sur, hombres y mujeres conocedores de su entorno y amantes de su terruño, se están formando para hacerles descubrir su región, sin duda la más auténtica de los Andes Venezolanos.

Baquiano Domingo Peña - Ruta Laguna El Gualí

Domingo Peña, baquiano de Mucuchachí

Sembrando sostenibilidad (II)

Vista de El Guamal

Enmarcados en la visión conservacionista de la fundación PAT, miembros de nuestro equipo: Rafael López y Ramón Molina, han comenzado un proyecto piloto de reforestación en tres aldeas de la parroquia Chacantá: El Curo, El Guamal y La Montaña. En estas aldeas se encuentran nacientes de quebradas que alimentan al Río Chacantá y a lo largo de los años han sido sometidas a extensas presiones por el avance de la frontera agrícola. El proyecto se llevó a cabo con el apoyo de los estudiantes de la misión Ribas (la mayoría mujeres).

Taller de sensibilización

El proyecto se desarrolló en tres etapas. La primera consistió en un taller de sensibilización en las comunidades, donde el objetivo fue crear un poco de conciencia en torno a procesos degradantes del ambiente tales como: la tala, la quema, el uso incontrolado de químicos para el control de plagas y fertilizantes, entre otros. Este taller fue impartido a estudiantes de la misión Ribas de las aldeas El Guamal, La Montaña y El Curo con la intención de que desarrollarán como proyecto de grado un plan de reforestación en cada una de sus aldeas.

La segunda etapa consistió en los talleres técnicos para llevar a cabo la reforestación. En estos talleres se conformó el equipo de trabajo y se asignaron tareas específicas, relacionadas con la selección de los terrenos, los viveros y los permisos.

Preparación de terrenos

La selección de los terrenos se hizo en función de las necesidades de cada comunidad, bien sea para la recuperación de microcuencas productoras de agua, de zonas deterioradas, de terrenos de alto riesgo de derrumbe, entre otros, o simplemente el mejoramiento del paisaje. La selección de las áreas a reforestar estuvo de la mano con la solicitud de permisos a los dueños de los terrenos, los cuales se comprometieron y participaron en la actividad.

Translados de plántulas

Por último se crearon los viveros. Las bolsas empleadas fueron recicladas de diferentes productos, se preparó el abono y se sembraron las plántulas, que permanecieron en los viveros por 2 meses aproximadamnete, hasta tener el tamaño adecuado para su re-plantación.

Reforestación en el Guamal

Reforetación El Guamal

En el Guamal la reforestación se hizo para recuperar una microcuenca, se sebraron 160 plantas de tampaco (Clusia multiflora H.B.K.) y 40 cedros que la fundación Programa Andes Tropicales donó a la comunidad. En esta siembra participaron la facilitadora de la misión Ribas y las alumnas.

 

Reforestación en El Curo, grupo I

Reforestación El Curo I

La reforestación de este grupo se hizo para el mejoramiento del paisaje y en cercas vivas. Se sembraron cerca de 100 plantas de tampaco y participaron no solo la facilitadora y las seis alumnas de la misión sino que también sus familiares y otros miembros de la comunidad.

 

Reforestación en El curo, grupo II

Reforestación El Curo II

En esta zona la reforestación se hizo para una cerca viva en la carretera de la aldea, ahí se sembraron 60 tampacos. En esta aldea colaboraron no sólo las alumnas y la facilitadora sino tambien hubo participación de las familias y de la comunidad.

 
 
 Desde la fundación Programa Andes Tropicales, nos sentimos muy orgullosos del trabajo llevado a cabo por las alumnas de la misión Ribas, en éstas tres aldeas de Chacantá. Aprovechamos la oportunidad para extender la invitación al resto de las comunidades, para que se unan a las acciones de conservación que se están llevando a cabo en los Pueblos del Sur bajo el marco del proyecto “Rutas del Sur”.

Se dictaron talleres “Camino al éxito”

 

Taller en Chacantá

En Mucutuy, Chacantá y Mucuchachí, se desarrollo el taller vivencial “Camino al Éxito” con la participación de integrantes de la cooperativa de turismo Mucusur y pobladores locales interesados en la construcción de la red de turismo de base comunitaria y la adquisición de herramientas proclives a facilitar el crecimiento personal y grupal.

Se abordó la temática del autoconocimiento, el trabajo en equipo y la motivación al logro a través de una serie de ejercicios individuales, trabajo en pequeños grupos, exposiciones interactivas, dramatizaciones y animadas recreaciones.

Los participantes tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre sus habilidades y destrezas personales, así como su manera de comunicarse con los demás. Se fomentó la importancia de aprender a trabajar en equipo y de comprender el papel de la motivación en los seres humanos.

Estrategias formuladas en Mucutuy

Finalmente, se trabajó en grupos para experimentar la creación de estrategias para la consecución de metas. En este caso, se hicieron propuestas alrededor de la meta de convertir los Pueblos del Sur en un nuevo destino turístico, con la fecha de los últimos días del año 2011 para concluir el acompañamiento técnico de la Fundación.

Albino, artesano que camino varias horas para asistir al taller

La evaluación de los participantes fue muy positiva y se mostraron satisfechos de haber invertido toda una jornada de su tiempo, así como haberse esforzado para caminar, a veces por varias horas desde su apartada comunidad, con el fin de poder asistir al evento de capacitación.

Collage elaborado durante la evaluación

En general, los talleres permitieron igualmente a todos los asistentes, no solamente conocerse mejor a sí mismo, sino también descubrir a los demás participantes en sus múltiples facetas y congregarse todos alrededor de una misma meta. Se observó que los pobladores de los diferentes pueblos donde se realizó la actividad, entienden bien los objetivos planteados de posicionar a su terruño como un nuevo destino turístico, con una visión de oportunidad de dinamización de la economía local, enmarcada en el desarrollo sostenible y un profundo respeto por su entorno natural y cultural que se ha conservado con una alta pureza. Manifiestan su entusiasmo y su disposición a seguir formándose para recibir los visitantes con la mejor calidad de servicio.