Caminata hacia la laguna El Gualí en Mucuchachí

Las opciones de atractivos y rutas en Mucuchachí parecen no agotarse. Esta vez nos dirigimos en dirección sureste hacia la aldea Otopún en busca de la emblemática Laguna El Gualí, que junto a dos otras lagunas surten de agua a gran cantidad de fincas agropecuarias de la zona.

Travesía Laguna El Gualí - la Vega

Perfil altitudinal del recorrido

Saliendo de Mucuchachí se recorren 2,3 km en dirección Sur vía Caparo, luego se toma un desvío por carretera de tierra por 2,4 km más, hasta la pequeña comunidad de Otopún. El puente que atraviesa la quebrada Otopún nos indica el inicio de nuestro sendero. Las aguas de esta quebrada son cristalinas y su sonido compite con los producidos por los monos araguatos, que aunque no se ven se escuchan muy cerca.

Bosque de Otopún

El bosque de Otopún

A 600 metros de haber comenzado nuestra travesía nos encontramos una hacienda con una gran casona que en años atrás fue importante por la molienda de caña de azúcar. El bagazo de este proceso era tan abundante que no sólo servía para las pailas de la panela sino para un enorme horno de dos chimeneas en donde se fabricaban tejas. El habitante de la hacienda asegura que en una época se enviaban desde ahí tejas para Mérida y otras haciendas de los Pueblos del Sur.

Ecosistemas variados

El recorrido es en ascenso y los ecosistemas que se atraviesan son variados: parches de selva nublada, cafetales de sombra y pastizales usados para la cría de ganado. En el recorrido se puede tomar un desvío hacia la finca del Sr. Isilio en donde se produce queso de cabra, muy reconocido en la zona.

La finca del Sr. Isilio

La finca del Sr. Isilio

Las aves son otro atractivo de este recorrido. A pesar de la existencia de numerosas fincas productoras, aún persisten importantes parches de bosque en donde hacen vida gran cantidad de aves y monos araguatos. Se pueden además consumir las dulces frutas del mortiño, planta silvestre muy similar a la uva que es codiciada por los monos de la zona.

Seguimos el ascenso, entre cruce de quebradas, portones y bosques hasta un alto en donde se divisa la Laguna El Gualí. Desde aquí se observa cubierta de plantas acuáticas. Comenzamos el pequeño descenso hasta ella para descubrir sus aguas oscuras y su tamaño, no muy grande. Se encuentra a 1840 m.s.n.m. rodeada de helechos y arbustos, la neblina la cubre con frecuencia llenándola del misterio que siempre acompaña a las lagunas de nuestros Andes.

Tierras fértiles

La laguna El Gualí

La laguna El Gualí

Seguimos el recorrido, ya que nuestra meta es hacer un circuito para no regresar por el mismo camino hasta Mucuchachí. El descenso se hace bordeando el filo El Gualí a través de numerosas fincas ahora ganaderas pero en donde antes se cultivaban maíz, apio, caraota y café, desde donde saludan los perros y se ve a lo lejos el humo saliendo de las cocinas. El camino pasa a escasos metros de la Finca Los Alarcones dedicada a la cría de ganado y de cerdos en donde también se hacen quesos ahumados.

Seguimos el camino buscando el filo El Gualí. Son tierras fértiles están atravesadas por quebradas, ríos y riachuelos, por algunas paredes rocosas corre también el agua en pequeños hilos. A nuestro paso se abre un gran potrero en donde florecen un conjunto de rocas de gran tamaño y formas, destacando una plana de grandes dimensiones usada como saladero para el ganado.

Vista de 360 grados

Una vez en el filo El Gualí, el cual sirve de mirador con una vista de 360 grados, se pueden observar los caseríos de Santa Inés, Santa Rosa, Santa Lucía, Agua verde, Las Lagunitas, La Vega y hasta Mucuchachí. En este lugar la amplitud de la vista es hermosa.

Comienza un fuerte descenso hasta La Vega, pequeño caserío que se encuentra en la carretera que conduce hasta Mucuchachí. Desde ahí son 9,3 km hasta el pueblo que deben hacerse en carro.

La laguna El Gualí desde el alto

La laguna El Gualí vista desde el alto

Anuncios

Un pensamiento en “Caminata hacia la laguna El Gualí en Mucuchachí

  1. Saludos.
    Muy buenas las fotografías de la laguna, a pesar de la deforestación hecha en sus alrededores, como consecuencia del establecimiento de pastos, todavía se conserva.
    Se sugiere, con la urgencia del caso que los consejos comunales de la zona conjuntamente con entes gubernamentales, efectúen una campaña de reforestación cuanto antes para conservar este patrimonio natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s