Primera impresión de los Pueblos del Sur

Marie-Blanche Richer y Sergio Riquelme son dos pasantes de Montreal (Canadá) que durante cuatro meses se unirán al equipo de la Fundación Programa Andes Tropicales. A los pocos días de haber llegado a Mérida, tuvieron la oportunidad de visitar los Pueblos del Sur. Publicamos a continuación sus primeras impresiones sobre la región.

Marie-Blanche y Sergio

Marie-Blanche y Sergio caminando hacia El Gualí

Al llegar a Mérida desde el frio invierno de Canadá, su clima y paisajes nos cautivaron. Las esquivas casas que se dejan ver en lo alto de las montañas de verdes variados contrastan con la alegría y el dinamismo que le aportan las multitudes de gente que vinieron a disfrutar la Feria del Sol.

Al decidir venir a hacer nuestra pasantía con la Fundación Programa Andes Tropicales (PAT), no teníamos una imagen clara de la región de los Pueblos del Sur, donde un proyecto de turismo se está elaborando. Así es que aprovechando el fin de semana largo, nos fuimos a visitar la región.

Viaje en el tiempo

Al cruzar el portal de los Pueblos del Sur en Las González, nos dimos cuenta que era más que una división imaginaria. Era prácticamente un viaje en el tiempo. Los campesinos arando la tierra con bueyes, trasladándose a caballo y seguidos con una mula bien cargada nos parecían unas escenas sacadas de una película. Un regreso a las tradiciones y las costumbres de las cuales nos hablaban nuestros abuelos pero que no conocíamos.

encuentro

Un habitante yendo a hacer las compras a Mucuchachí

Nuestro recorrido, que duró tres días, nos permitió conocer gran parte de los Pueblos del Sur, San José y sus aldeas (Mucumpis, Mucusún, Mucuambín y Tostós), Mucutuy, Mucuchachí, Chacantá, la comunidad de la Coromoto en Canaguá y El Molino, no siempre siguiendo la vía principal.

La ruta secundaria en la cual nos aventuramos es principalmente de tierra pero asfaltada en lugares estratégicos. Gran parte de esta ruta alternativa es accesible exclusivamente en camionetas 4×4 o a pié. A lo largo del camino, sentimos una sensación de inseguridad al mirar la profundidad de los barrancos. No podemos imaginar andar por esas rutas escarpadas en temporada de lluvias. Cabe mencionar que la sensación térmica varía de unos 10 grados centígrados en cosa de minutos.

cruce

Uno de los puntos de doble via

El paisaje, al igual que la temperatura, cambia según la altitud en la que nos encontremos. Hemos pasado de una zona xerófila (dominada por cactus) al páramo, pasando por selvas nubladas, paisaje productivo (zona agrícola) y plantaciones de pinos importados. Pensamos que la diversidad de los panoramas contribuye particularmente a la riqueza de los Pueblos del Sur.

Gente acogedora

Durante nuestro viaje, conocimos a dueños de mucuposadas y prestadores de servicio de la red de turismo desarrollada por el PAT. Fuimos recibidos con los brazos abiertos. Nos pareció muy interesante e innovador ver que personas con diferentes ocupaciones, tales como truchicultores, artesanos, agricultores, arrieros, etc., se interesaran por el turismo.

Sabemos que el PAT lleva una campaña de sensibilización sobre la importancia de la conservación del ambiente desde hace muchos años. La interacción con estas personas nos permitió darnos cuenta, de manera concreta, del impacto del proyecto en las comunidades.

Es alentador ver que pueblos tan alejados y aislados de la ciudad, con una geografía que dificulta las comunicaciones y desplazamientos entre ellos, sean capaces de organizarse y trabajar conjuntamente. Sin duda alguna, los habitantes de los Pueblos del Sur son personas acogedoras, amables y generosas que hacen sentir a cualquier turista como parte de su comunidad.

Construcción de una escuela en adobe en Mucuambín

A pesar de la falta de información que actualmente existe sobre todas las actividades que se pueden realizar en esa zona, la gente nos parecía muy motivada e interesada con el proyecto de turismo propuesto por el PAT. Gracias a este viaje improvisado, nosotros, como pasantes,  estamos ansiosos de trabajar en conjunto con las comunidades.

Marie-Blanche Richer y Sergio Andrés Riquelme

Atardecer en el Bosque Nublado

Atardecer en la selva nublada


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s