Trochas surandinas: primera caminata ecológica en los Pueblos del Sur

La cooperativa Mucusur, en colaboración con la Fundación Programa Andes Tropicales, organizó el 21 de noviembre pasado la Primera caminata ecológica Trochas Surandinas, entre los pueblos de El Molino y Chacantá, en un recorrido que pronto se abrirá al turismo de base comunitaria. El entusiasmo de los organizadores unido al apoyo de las autoridades locales hicieron de este evento un gran éxito.

Los participantes

los participantes

Tempranito en la mañana y con gran participación de los pobladores locales, así como un efectivo despliegue de organizadores y equipo de protección civil, arrancó la primera gran caminata por las trochas surandinas.

El pasado 21 de noviembre, un gran número de participantes saldrían desde Chacantá muy de madrugada, con inmensos deseos de regresar a su pueblo ese mismo día y “a pie”, mientras que por otro lado el cuantioso grupo de caminantes de El Molino, Canaguá y aldeas circunvecinas los esperaban organizándolo todo para dar comienzo al evento.

La salida en El Molino

La salida en El Molino

La salida se efectuó desde la plaza Bolívar del Molino a las 7:30 a.m., en un solo grupo unido de 96 participantes. Poco a poco se fueron desprendiendo por grupos más pequeños adecuándose cada uno a su ritmo de marcha. En el inicio atravesaron la aldea El Playón de El Molino, con su amplio valle agrícola, para luego cruzar el río y remontarse montaña arriba en busca del páramo, cuya mayor altitud superaba los 3000 m.s.n.m. Allá se dibujaba el camino en una magnifica travesía rodeada de frailejones y neblina.

En la cuesta chacantera

En la cuesta chacantera

Luego vendría un largo descenso, el cual se abría entre las nubes para dejar ver ya las primeras aldeas pertenecientes a la parroquia Chacantá, principalmente el Palmar, lugar que serviría de parada para disfrutar de un anhelado almuerzo, y,  además, tomar la decisión de seguir la marcha caminando o en vehículo hasta el final. Es entonces cuando la resistencia y el espíritu de aventura de los caminantes se hizo sentir, pues en su mayoría decidieron continuar caminando por una larga y boscosa cuesta, que permitía cruzar el filo y  llegarle por arriba a otra aldea, Mucurandá, en donde la meta se hacia ya visible en un solo camino descendente que concluiría en el pueblo de Chacantá.

Cansados pero felices

Cansados pero felices

Así pues, fueron llegando paulatinamente los participantes, donde fueron recibidos con el desarrollo de actos culturales, exposiciones audiovisuales, quema de fuegos artificiales y la respectiva premiación. Fueron un total de 96 participantes, comprendidos en edades desde los 13 hasta los 69 años, quienes dieron una notable demostración de condiciones físicas y conciencia medioambiental. Felicitamos a todos, especialmente a los organizadores del evento, y esperamos sea la primera de muchas actividades similares, promotoras del respeto ecológico y el intercambio cultural de los pueblos surmerideños.

Despues de la llegada

Con la franela del evento

Se espera que las Trochas Surandinas se vuelvan un evento anual destinado a promover los Pueblos del Sur como destino turístico de base comunitaria. Ya se están haciendo los planes para extender la invitación, el próximo año, a los caminantes de todo el estado Mérida, y para que las Trochas Surandinas lleguen a ser, dentro de unos años, un evento de ámbito nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s