Colectivo Tatuy coronó cerro El Caballón en los Pueblos del Sur

Ascenso al Caballón por el Grupo Tatuy

Ascenso por la selva

El Colectivo de Montañismo y Ecología Tatuy, conjuntamente con habitantes de la población de Mucutuy y de la aldea de Mucucharaní del estado Mérida, consolidaron el pasado fin de semana y en los días de Carnaval, la cúspide número 21 del proyecto “En ascenso de nuestras cumbres venezolanas”, el cual busca ascender las montañas más altas de este país.

Juan Carlos Rojas, coordinador del Colectivo Tatuy, explicó que “en esta oportunidad nos toco ascender una montaña de los Pueblos del Sur, desconocida y que con mucho éxito hemos alcanzado”.

Detalló que la expedición salió el domingo 2 de marzo, con cinco activistas de este colectivo, quienes se trasladaron hasta la población de Mucucharaní donde montaron el campamento base, a 1.730 metros de altura sobre el nivel del mar. Al día siguiente partieron con cinco baquianos y tras un largo recorrido, lograron coronar el cerro el Caballón, ubicado a 3.070 m.s.n.m.

Rojas mencionó que “El Caballón es una montaña muy virgen, tenemos comentarios que hace 20 años fue ascendida, sin embargo no conseguimos evidencia de eso, pues los caminos se borraron y nosotros con mucho cuidado tuvimos que abrir el sendero nuevamente hasta la cima, que es un lugar bastante plano, boscoso en la que no se divisa nada”.

El montañista expedicionario, agradeció a los baquianos y a los activistas que participaron e hicieron posible cumplir con esta conquista.

Venezuela: Cerro Caballón Mérida Venezuela

Itinerario del ascenso

Cumbre en lo más alto de los Pueblos del Sur

El pasado fin de semana, el Colectivo de Montañismo Ecológico Tatuy coronó el Pico Rejo, el cual se presume ser la elevación orográfica más alta de los Pueblos del Sur del estado Mérida. Miembros y baquianos de la cooperativa de turismo de base comunitaria apoyaron al grupo de montañistas. Publicamos el relato de esta expedición.

En la cumbre del Pico Rejo

El grupo Tatuy y los baquianos en la cumbre

Luego de  tres horas de caminata, el Tatuy en conjunto con un grupo de guías locales logró ascender hasta el punto que según nuestro GPS (30 minutos de medición) registró 3640 msnm. En total 5 activistas del grupo y 7 guías locales logramos recorrer este maravilloso páramo andino venezolano y con lo cual hemos alcanzado la cima nº 19 del Proyecto en Ascenso a Nuestras Cumbres Venezolanas (2003-2013).

La belleza escénica del lugar es excepcional, la diversidad de frailejones es significativa: espeletias, coespeletias y frailejones arbóreos. Entre las plantas más importantes diferentes al frailejon se encontraron tres tipos de orquídeas, entre ellas la famosa Damita de páramo. Así mismo se observaron helechos de páramo, mano de oso, chispidor, tabacote morado, huesito de páramo, espadilla, perejil de páramo, puya, paja de páramo, entre otras especies vegetales.

Desde el punto de vista de fauna, muy pocos animales se observaron.

Desde la cima

Pico Rejo - Pueblos del Sur, Mérida, Venezuela

Vista desde el Pico Rejo

Desde la máxima cima se observó el glaciar de la corona: los picos Humboldt y Bonpland, así como parte de la cordillera de Mérida, el pico Campanario y todas las demás imponentes montañas de los Pueblos del Sur del estado Mérida y del estado Táchira. Desde la cumbre se observaron 6 lagunas de alta montaña ubicadas entre 3350 y 3500 msnm.

El recorrido se inicio en el alto del Páramo de San José a 3150 msnm y culminó en una travesía a la cadena de montañas que convergen en la aldea de la Veguilla (muy cercano a Mucutuy), a una altitud de 1750 msnm.

En general, durante las 3 primeras horas de recorrido hasta la cumbre, la visibilidad se mantuvo bastante bien. Una hora más tarde la visibilidad se redujo significativamente debido a la alta nubosidad. La máxima velocidad del viento registrada fue de 8,2 m/s; la temperatura mínima fue de 6º C y la máxima de 18 ºC.

Problemas ambientales

Páramo en los Pueblos del Sur, Mérida, Venezuela

Un páramo sin figura de protección ambiental

Es de mencionar que el páramo visitado no tiene ninguna figura de protección ambiental y los riesgos de expansión de la frontera agrícola y otros problemas ambientales son elevados. Por ejemplo, a tan solo cientos de metros desde nuestro punto de partida se encuentra un vertedero de residuos sólidos, el cual crece constantemente y es objeto de incineraciones provocadas.

Finalmente, queremos expresar nuestro mayor agradecimiento a todas aquellas personas que colocaron su granito de arena para que esta expedición se llevara a cabo, en especial a todos los activistas y amigos del grupo y a todos los guías locales que fueron nuestros ojos en la montaña. Así mismo extendemos nuestro agradecimiento al amigo José Altuve, Yasteli y a la radio Pregón de Mucutuy.

Los Pueblos del Sur: un paraíso para el ciclismo de montaña

Los Pueblos del Sur destacan por ser un lugar privilegiado para la práctica del ciclismo de montaña. Sus caminos de tierra, sus paisajes imponentes, sus pueblos típicos, su tranquilidad y su gente acogedora hacen de esta región del Estado Mérida (Venezuela) un lugar especialmente atractivo para los amantes de este deporte.

La cooperativa Mucusur, operadora de turismo de base comunitaria de los Pueblos del Sur, organizó un recorrido en ciclismo de montaña para un grupo de 11 personas durante Semana Santa. Travesía de 7 días donde demostraron amplia capacidad para ofrecer un servicio turístico completo para los ciclistas venidos de Caracas, incluyendo transporte, alojamiento, alimentación, además de la logística especial que requiere un recorrido de este tipo. Mucusur coordinó todos los servicios, tomando en cuenta los tiempos de traslado de acuerdo a la capacidad de cada ciclista, algunos yendo más rápido y otros más lento.

“Todas las actividades previstas se llevaron a cabo sin contratiempos mayores, gracias al trabajo en conjunto de los integrantes de la cooperativa”, señaló Ramón Molina, uno de los operadores turísticos de Mucusur, agregando que los beneficios generados también se distribuyeron entre los numerosos proveedores de servicios.

Lugares recorridos

El mismo día de su llegada a El Vigía, los ciclistas fueron trasladados a Pueblo Nuevo, desde donde pedalearon hasta el pueblo de Chacantá, cruzando un páramo de gran belleza. El segundo día tomaron el antiguo camino de Chacantá a Canaguá, donde se alojaron en la Mucuposada Las Hortensias de La Coromoto. El tercer día tomaron el camino de tierra pasando por los sectores La Tendida y El Carrizal para llegar a Mucuchachi y Mucutuy. Al día siguiente cruzaron el Parque Nacional Tapo Caparo y su selva nublada hasta Aricagua. El quinto día, subieron en carro hasta el sector El Portachuelo y siguieron en bicicleta hasta Acequias, vía la aldea San Pedro. Al penúltimo día pasaron nuevamente un páramo entre Acequias y San José, donde pernoctaron en la Mucuposada Mochabá. El último día fue un descenso hasta Las González por la carretera vieja y sus paisajes espectaculares.

Es tan sólo un ejemplo de ruta posible en este paraíso para ciclistas de montaña que son los Pueblos del Sur. La cooperativa Mucusur puede preparar otras rutas de manera personalizada, de acuerdo al tiempo de estadía, las actividades que se quieren hacer y el número de personas.

Toda la información: destinopueblosdelsur@gmail.com, @pueblosdelsur, f/Destino Pueblos del Sur.

Inaugurada nueva Mucuposada en Mucutuy

Mucuposada Sanjuanero en Mucutuy

La fachada de la mucuposada

La red de turismo de base comunitaria Mucusur ya cuenta con el servicio de alojamiento y comidas en la población de Mucutuy. El pasado sábado 10 de Marzo de 2012 abrió sus puertas al público la Mucuposada Sanjuanero, atendida por sus propietarios la señora Elitzama Sosa y su esposo el señor Daniel Altuve. Esta joven y emprendedora pareja amplió y acondicionó su casa para brindar a sus huéspedes un servicio eficiente y óptimo, en el cual el visitante encontrará los estándares de calidad que caracterizan las mucuposadas, además de los servicios que se prestan dentro de la red de turismo Mucusur.

La Mucuposada Sanjuanero brinda los servicios de alojamiento y comida dentro de un ambiente familiar, cuenta con una capacidad para 6 personas distribuidas en dos habitaciones, una habitación cuádruple y una matrimonial. Ambas cuentan con baño interno, agua caliente, mobiliario y lencería completa.
Para la creación de esta mucuposada se contó con el apoyo de la Fundación Andes Tropicales quien brindó el apoyo técnico y el financiamiento para continuar con el mejoramiento de los servicios dentro los Pueblos del Sur.

Mucuposada Sanjuanero en Mucutuy

Elitzama Sosa, Daniel Altuve y sus dos niñas

Inauguración de dos mucuposadas y un restaurante en Acequias

El pasado 16 de abril se inauguraron en el pueblo de Acequias dos mucuposadas y un restaurante, los cuales vienen a completar la red de turismo de base comunitaria en los Pueblos del Sur del estado Mérida.

Mucuposada Los Eucaliptos

Inauguración de la mucuposada Los Eucaliptos en Acequias

Se corta la cinta de la Mucuposada Los Eucaliptos

Se inauguró primero la Mucuposada Los Eucaliptos, la cual se construyó por iniciativa del Sr. Francisco Rojas y su esposa Sra. Gregoria Rojas, propietarios de la casa. Toda la familia (tienen tres hijos) es originaria de Acequias y siempre ha vivido en este pequeño pero hermoso pueblo. La posada se llama Los Eucaliptos porque la aldea del pueblo donde nació la Sra. Gregoria tenía ese nombre.

La mucuposada consta de un solo cuarto, con capacidad para hasta 4 personas (una cama matrimonial y una litera). Tiene una entrada independiente y baño privado con agua caliente, situado en el patio de la casa. Los turistas pueden compartir con la familia dentro de la sala si así lo desean.

Mucuposada Las Rosas

Inauguración de la Mucuposada Las Rosas en Acequias

Inauguración de la Mucuposada Las Rosas

Se pasó luego a otro sector del pequeño pueblo para inaugurar la Mucuposada Las Rosas, propiedad de la Sra. Lesbia Rojas y su esposo Lucindo Rojas Uzcátegui. Esta acogedora casa construida de bahareque tiene una linda fachada y cuenta además con una bonita vista hacia el campo circundante y un jardín con variedad de flores y matas.

La Mucuposada posee una sola habitación con capacidad para alojar hasta 4 personas. La habitación tiene entrada independiente y baño interno con agua caliente. Un pequeño patio adjunto es el lugar ideal para conversar y tomar un cafecito contemplando la naturaleza.

Restaurante Mucuño

Cafetín de Mucuño en Acequias

El cafetín-restaurante de Mucuño

La tercera inauguración fue la del cafetín-restaurante de Mucuño, ubicado en la misma plaza del pueblo y atendido por la Sra. Margot Ramírez. Allí se ofrecen desayuno, almuerzo y cena a los turistas que visitan Acequias. Además, cada domingo la Sra. Margot ofrece deliciosos pasteles a la gente del pueblo que se congrega para la misa.

El nombre Mucuño le viene del nombre original de Acequias, cuando el pueblo fue fundado a una legua de allá bajo el nombre de San Antonio de Mucuño. En efecto, a unos kilómetros de la actual población todavía se pueden visitar las ruinas de San Antonio de Mucuño. Es el único vestigio en Venezuela de un pueblo de doctrina, es decir una población donde los colonizadores españoles congregaban a los indígenas con vistas a evangelizarlos.

Atractivos

Las ruinas de Mucuño, conjuntamente con la laguna de las Lajas y la travesía hasta Tostós y San José, constituye el principal atractivo del sector.

Gracias a los tres establecimientos recién inaugurados, estos atractivos se hacen ahora más accesibles para el turista. El pueblo de Acequias se une así con fuerza a la red de turismo de base comunitaria de los Pueblos del Sur.

Vista parcial de las ruinas de San Antonio de Mucuño

Vista parcial de las ruinas de San Antonio de Mucuño

__________________________

Para información y reservación:

  • Mucuposada Los Eucaliptos: 0426-573.76.37 y 0414-725.48.78
  • Mucuposada Las Rosas: 0274-416.85.43 y 0426-828.95.81
  • Cafetín-Restaurante Mucuño: 0274-790.29.50

Excursión a la Piedra del Cocuy en Mucutuy

Mucutuy es conocido como el lugar de las piedras sagradas y  la Piedra del Cocuy destaca entre todas ellas. Es un lugar emblemático y místico para todos los habitantes de Mucutuy, quienes al menos una vez en su vida, han subido a ver desde esta Piedra el pueblo que los cobija.

A la Piedra del Cocuy se puede acceder por tres puntos: uno desde La Veguilla, otro desde Mucutuicito y otro desde El Achote que comunica con Mijará. Nuestra travesía comenzó en La Veguilla, aldea de Mucutuy que queda a casi 7 km vía San José. Desde ahí caminamos sobre la carretera principal por aproximadamente 2,3 km que se convirtieron en cerca de 30 minutos.

Excursión a la Piedra del Cocuy

Mucutuicito

Vista de Mucutuicito

Vista de Mucutuicito

El camino que emprendemos conduce a la comunidad de Mucutuicito, es de tierra y apto para vehículos 4 x 4, aunque el transito es mínimo. El paisaje es variado, se atraviesan parches de bosque, potreros, cafetales de sol y de sombra y con frecuencia se visualiza el valle del Río Mucutuy desde lo lejos.

Son 2 kilómetros hasta el puente de la Quebrada Chiguá, la cual sirve como centro de la aldea Mucutuicito. Ésta es una comunidad dispersa que se autosustenta, conformada por pocas casas. Cultivan caña de azúcar, plátano, papa, maíz y café principalmente.

Nuestros baquianos en la ruta fueron Lucas Guzmán de 38 años y  Erenio Alarcón de 50. Lucas vive en Mucutuicito en una casa de tapia de más de 40 años y Erenio, también conocido como “Cotorro”, es artesano y vive en la carretera principal en la entrada hacia Mucutuicito.

El ascenso

Lucas señalando el camino

Lucas señalando el camino

La casa de Lucas queda a 600 metros de la quebrada Chiguá, desde ahí y con nuestros baquianos emprendimos el viaje por un sendero, pasamos al lado de una pequeña capilla,  en donde cada año hacen el pesebre de la comunidad. Seguimos el ascenso hasta una “Y” que nos señala dos caminos, a la izquierda en dirección sur, se toma el desvío hacia la Piedra del Cocuy y Mijará, si se sigue derecho, en dirección oeste, nos conectamos con el páramo de Mucuqui y los famosos pozos Colorado y Negro.

Panorámica

Panorámica

A unos 200 metros de la “Y”, encontramos un mirador natural, desde donde se tienen una panorámica excepcional, divisándose todo el valle de Mucutuy y la aldea de Mucutuisito en su amplitud. El ascenso continúa aproximadamente por 1 km más, a través de potreros adornados con abundantes cínaros y jarillos,  este último de forma muy retorcida y peculiar.

Bosque

Bosque

Llegamos a una casa de tapia abandonada que sirve de refugio. A su alrededor ya se comienzan a ver rocas “conglomeradas”, que se forman a partir de la unión de cientos de pequeñas rocas más. El camino se convierte en una travesía agradable, se atraviesan exuberantes parches de bosque y en las zonas despejadas a nuestra izquierda se observa Mucutuy. La piedra del Cocuy está cerca.

Piedra del Cocuy

Piedra del Cocuy

Piedra del Cocuy

Un desvío del camino nos conduce a la Piedra, ésta se encuentra suspendida en la montaña, mitad incrustada, mitad en el aire. Es un gran conglomerado imponente. Su color es grisáceo con manchas negras producto de la humedad. Se accede a ella desde la parte superior, hay que bordearla para darse cuenta de su magnitud. Mide unos 15 metros de alto y tiene una cueva de 3 metros de alto por 2 de ancho, ideal para tomar el refrigerio. Es un mirador en sí mismo, desde aquí se observa Mucutuy en todas sus dimensiones. Entre sus grietas, diminutas y curiosas plantas tratan de sobrevivir.

Mucutuy visto desde la Piedra del Cocuy

El descenso

Vía El Achote

Vía El Achote

El descenso se hace vía El Achote, que es la entrada de Mucutuy que comunica más directamente con Mijará. Desde la Piedra del Cocuy hasta la carretera principal, son un poco más de 3 km que se hacen a través de parches de bosques y arbustales, abundan las aves que se escuchan con frecuencia a lo largo de todo el camino. Luego se camina por la vía principal asfaltada por unos 600 metros más hasta Mucutuy.

Está ruta se convertirá en uno de los mayores atractivos de Mucutuy, son 8,7 kilómetros de sendero que implican aproximadamente 5 horas de recorrido. Su grado de dificultad  moderado y es transitable todo el año. La modalidad puede ser combinada, desde la Veguilla hasta Mucutuicito en cabalgata por carretera de tierra y desde ahí a la Piedra del Cocuy y hasta Mucutuy, caminando por sendero.

Caminata hacia la laguna El Gualí en Mucuchachí

Las opciones de atractivos y rutas en Mucuchachí parecen no agotarse. Esta vez nos dirigimos en dirección sureste hacia la aldea Otopún en busca de la emblemática Laguna El Gualí, que junto a dos otras lagunas surten de agua a gran cantidad de fincas agropecuarias de la zona.

Travesía Laguna El Gualí - la Vega

Perfil altitudinal del recorrido

Saliendo de Mucuchachí se recorren 2,3 km en dirección Sur vía Caparo, luego se toma un desvío por carretera de tierra por 2,4 km más, hasta la pequeña comunidad de Otopún. El puente que atraviesa la quebrada Otopún nos indica el inicio de nuestro sendero. Las aguas de esta quebrada son cristalinas y su sonido compite con los producidos por los monos araguatos, que aunque no se ven se escuchan muy cerca.

Bosque de Otopún

El bosque de Otopún

A 600 metros de haber comenzado nuestra travesía nos encontramos una hacienda con una gran casona que en años atrás fue importante por la molienda de caña de azúcar. El bagazo de este proceso era tan abundante que no sólo servía para las pailas de la panela sino para un enorme horno de dos chimeneas en donde se fabricaban tejas. El habitante de la hacienda asegura que en una época se enviaban desde ahí tejas para Mérida y otras haciendas de los Pueblos del Sur.

Ecosistemas variados

El recorrido es en ascenso y los ecosistemas que se atraviesan son variados: parches de selva nublada, cafetales de sombra y pastizales usados para la cría de ganado. En el recorrido se puede tomar un desvío hacia la finca del Sr. Isilio en donde se produce queso de cabra, muy reconocido en la zona.

La finca del Sr. Isilio

La finca del Sr. Isilio

Las aves son otro atractivo de este recorrido. A pesar de la existencia de numerosas fincas productoras, aún persisten importantes parches de bosque en donde hacen vida gran cantidad de aves y monos araguatos. Se pueden además consumir las dulces frutas del mortiño, planta silvestre muy similar a la uva que es codiciada por los monos de la zona.

Seguimos el ascenso, entre cruce de quebradas, portones y bosques hasta un alto en donde se divisa la Laguna El Gualí. Desde aquí se observa cubierta de plantas acuáticas. Comenzamos el pequeño descenso hasta ella para descubrir sus aguas oscuras y su tamaño, no muy grande. Se encuentra a 1840 m.s.n.m. rodeada de helechos y arbustos, la neblina la cubre con frecuencia llenándola del misterio que siempre acompaña a las lagunas de nuestros Andes.

Tierras fértiles

La laguna El Gualí

La laguna El Gualí

Seguimos el recorrido, ya que nuestra meta es hacer un circuito para no regresar por el mismo camino hasta Mucuchachí. El descenso se hace bordeando el filo El Gualí a través de numerosas fincas ahora ganaderas pero en donde antes se cultivaban maíz, apio, caraota y café, desde donde saludan los perros y se ve a lo lejos el humo saliendo de las cocinas. El camino pasa a escasos metros de la Finca Los Alarcones dedicada a la cría de ganado y de cerdos en donde también se hacen quesos ahumados.

Seguimos el camino buscando el filo El Gualí. Son tierras fértiles están atravesadas por quebradas, ríos y riachuelos, por algunas paredes rocosas corre también el agua en pequeños hilos. A nuestro paso se abre un gran potrero en donde florecen un conjunto de rocas de gran tamaño y formas, destacando una plana de grandes dimensiones usada como saladero para el ganado.

Vista de 360 grados

Una vez en el filo El Gualí, el cual sirve de mirador con una vista de 360 grados, se pueden observar los caseríos de Santa Inés, Santa Rosa, Santa Lucía, Agua verde, Las Lagunitas, La Vega y hasta Mucuchachí. En este lugar la amplitud de la vista es hermosa.

Comienza un fuerte descenso hasta La Vega, pequeño caserío que se encuentra en la carretera que conduce hasta Mucuchachí. Desde ahí son 9,3 km hasta el pueblo que deben hacerse en carro.

La laguna El Gualí desde el alto

La laguna El Gualí vista desde el alto

La red se extiende

Inauguración de la posada de Tusta

Inauguración de la posada de Tusta

Últimamente dos nuevas posadas se han añadido a la red de turismo de base comunitaria de los Pueblos del Sur : la posada El Llanito, ubicada en la aldea de Tusta, en el municipio Sucre; y la posada Las Hortensias, ubicada en el sector La Coromoto, cerca de Canaguá.

La posada El Llanito es propiedad de la cooperativa familiar Coopmalu, liderada por el Sr. Manuel Molina y su esposa Luisa. Cuenta con dos habitaciones hermosamente decoradas de la mano de la señora Luisa, quien también tiene dones de artesana y artista. La posada ofrece un servicio de restaurante tanto a los huéspedes como a la gente de paso. En efecto, el lugar es una parada habitual en la larga travesía hacia El Molino.

El filo de Tusta

El filo de Tusta

La aldea de Tusta está situada en un filo que separa una zona húmeda, caracterizada por un bosque nublado de muy bello aspecto, y una zona semi-seca, apta para la agricultura, y más específicamente para la siembra de la piña. Esta ubicación muy particular entre dos ecosistemas muy distintos, permite ofrecer al visitante rutas diversas, en medio de paisajes amplios.

Desde la ciudad de Mérida, la posada es de acceso fácil, en menos de dos horas para todo tipo de vehículo. Se presta especialmente para cortas estadías de fin de semana y permite actividades para niños, tales como cabalgatas.

Valle hermoso

Posada Las Hortensias en La Coromoto

Posada Las Hortensias en La Coromoto

La posada Las Hortensias, en La Coromoto, es de acceso mucho más difícil, ya que solamente pueden llegar al sitio vehículos 4X4 (un servicio de traslado está organizado desde Canaguá). Sin embargo el esfuerzo vale la pena ya que la comunidad de la Coromoto se encuentra en un valle hermoso, rodeado de cafetales y bosques nublados.

La nueva posada de Neptalí Mora y su esposa Marcolina es la última casa de la aldea, en contacto con el bosque. La posada dispone de dos habitaciones con baño privado (una es matrimonial, la otra tiene una cama matrimonial y una litera). También se ofrece un servicio de restaurante, cuya especialidad es la trucha. En efecto, la propiedad también dispone de una truchicultura, donde los visitantes podrán entrenarse a la pesca.

Selva nublada en La Coromoto

Selva nublada en La Coromoto

Desde la posada, los turistas podrán recorrer varias rutas, una de ellas en la selva nublada aledaña, donde se pueden observar -con suerte!- monos, lochas y hasta oso frontino. Otro recorrido se hace dentro de la comunidad misma, la cual es particularmente rica en valores patrimoniales. Incluso está prevista una visita a la escuela, durante la cual el turista intercambiará con los niños de la aldea y su maestro.

Futuras inauguraciones

Con la inauguración de estas dos posadas, se extiende la red de turismo de base comunitaria de los Pueblos del Sur. Ya son cinco los pueblos que disponen de servicios de alojamiento y de alimentación, además de rutas y actividades para los turistas. Estos son: San José, Mucuchachí, Canaguá (La Coromoto), Tusta y Chacantá (donde los servicios están prontos por inaugurar y ya están funcionando). En fase de desarrollo se encuentran una posada con restaurante en Mucutuy, dos cuartos posaderos y un restaurante en Acequias, y un restaurante en El Molino.

Con la construcción de estas últimas infraestructuras se concreta la posibilidad de recorrer cómodamente el circuito conformado por el eje principal de los Pueblos del Sur y pernoctar en cada uno de los pueblos. Esto, unido a las redes de senderos y rutas para ciclistas ya identificadas, pondrán definitivamente los Pueblos del Sur en el mapa turístico del Estado Mérida y de Venezuela.

Circuito de los Pueblos del Sur y servicios

Circuito de los Pueblos del Sur y servicios creados (azul oscuro) y previstos (azul claro)

En Mucuchachí: caminata hacia el Obelisco

Uno de los iconos más relevantes de Mucuchachí es el Obelisco. Un monumento de aproximadamente 5 metros de altura que conmemora la única batalla de la guerra de Independencia que tuvo lugar en los Pueblos del Sur. Esta batalla se llevo acabo el 30 de enero de 1813 y lleva por nombre la Batalla de Ataque.

Puente sobre el Río Mucuchachí

Ir al lugar donde se llevo a cabo la Batalla del Ataque implica caminar unos 2,4 km en ascenso y en sentido oeste, por el valle de la quebrada Las Niguas. Se atraviesa el río Mucuchachí por el puente principal o para los más arriesgados por un curioso puente colgante. Un vez ahí se comienza a ascender por unos 360 metros más a través de parches de bosque hasta llegar al Mirador. En este lugar se exhibe la cruz de la misión del pueblo y es un perfecto lugar para tener una panorámica perfecta de todo del pueblo.

Mucuchachí desde el mirador

Seguidamente se sigue en ascenso por 225 metros más hasta llegar a otro puente que nos permite atravesar la quebrada Las Niguas y nos pone en camino hacia el Obelisco. Este camino era la antigua vía que comunicaba a Mucuchachí con Canaguá. Se sigue ascendiendo entre parches de vegetación y potreros por casi 2 kilometros hasta el Obelisco, siempre teniendo en la espalda a Mucuchachí.

El monumento erigido en el lugar de la batalla

A lo lejos se comienza a divisar un monumento, en forma de torre y de color blanco. Una vez ahí se puede conversar con los vecinos del Obelisco, quienes pueden explicarle la táctica empleada en aquella recordada batalla.

El paseo dura aproximadamente una hora y media, se puede dedicar medio día a esta recorrido para conocer un poco más sobre la historia de estos pueblos y apreciar sus siempre hermosos paisajes.

Camino al Obelisco. Monumento a la Batalla del Ataque

Perfil altitudinal del camino al Obelisco

Los Pueblos del Sur en el I Congreso Nacional de Geoturismo

Desde el viernes 27 al sábado 29 del mayo del 2010, tuvo lugar en la ciudad de Mérida el I Congreso Nacional de Geoturismo organizado por la Fundación Geoparques de Venezuela. Contó con la presencia de 370 participantes, 20 trabajos presentados, 20 universidades, 18 organizaciones y 4 mesas de trabajo.

La temática del evento fue “Paisaje: Recurso Turístico para el Desarrollo Sostenible”. La Fundación Programa Andes Tropicales consideró propicia la oportunidad para presentar, ante ese auditorio, el elevado potencial paisajístico de los Pueblos del Sur. El jueves 28 de mayo presentamos la ponencia “Paisaje, materia prima del turismo. Caso de estudio: Pueblos del Sur del estado Mérida“.

La ponencia estuvo divida en dos partes: L a primera fue una introducción al tema paisajístico en materia de turismo, qué es el paisaje, cuáles son sus elementos básicos, por qué es considerado un recurso turístico y cómo, dependiendo del tipo de turismo que se conciba para un lugar, se puede transformar negativamente el paisaje o conservarlo y restaurarlo. En la segunda parte nos concentramos en mostrar los valores ecológicos, hidrográficos y turísticos de los Pueblos del Sur y su gran belleza y variedad paisajística.

A pesar de que a lo largo de todos los Pueblos del Sur, pueden admirarse paisajes de gran calidad, hemos seleccionado siguiendo los criterios de: amplitud de vista, dominio por extensión, armonía estética, dominio por contraste y grado de naturalidad, tres zonas con paisajes excepcionales:

Zona A. Cauce del Río Nuestra Señora: zona xerofítica, con precipitaciones entre 400-500 mm anuales; vegetación dominante: arbustal espinoso con un alto porcentaje de suelo descubierto. Geología dominante: Asociación Tostós del Paleozoico. Características paisajísticas relevantes: Contraste de colores, profundidad, pendientes pronunciada, valle estrecho del río en forma de cañón.

Zona B. Valle del Río Canaguá (desde Canaguá a Mucuchachí): Sabana andina con parches de selva semicaducifolia; Geología: Asociación Mucuchachí del Paleozoico, Formación La Quinta  del Mezóico y Complejo Iglesia del Precámbrico; Características paisajísticas relevantes: Amplitud de vista, contraste de formas y colores, cauce del Río Canaguá, alto valor de naturalidad.

Zona C. Sabana Andina- Cuenca del Río Negro: Sabana Andina. Formación Río Negro y Formación La Quinta del Mezóico; Características paisajísticas relevantes: Amplitud de vista, accidentes geográficos (mesetas imponentes), alto grado de naturalidad.

Hicimos un pequeño ejercicio participativo con los presentes en el auditorio (148 personas), mostramos fotos de cada uno de los tres lugares seleccionados y les pedimos que seleccionaran con un X, en un pequeño papel distribuido, aquel que les causó más emociones y disfrute. Los resultados fueron los siguientes:

Zona A: 31%; Zona B: 11%; Zona C: 58%

Este ejercicio fue más algo práctico y de interacción con los participantes, que una evaluación para jerarquizar estos lugares, ya que esto sólo podría hacerse in situ y no a través de fotos como lo hicimos. Para ello les invitamos a que conozcan los Pueblos del Sur y nos den ustedes mismos sus apreciaciones.

A continuación, he aquí la presentación que preparó la geógrafo Alejandra Sampson, de la Fundación Programa Andes Tropicales, en el marco del I Congreso Nacional de Geoturismo :